De la decisión del concesionario de no perseverar en el proyecto del Terminal 2 del puerto de Valparaíso, se desprende un aprendizaje para el futuro

El Estado, a través de la Empresa Portuaria de Valparaíso, llamó a una licitación para ampliar su puerto, de acuerdo con la ley de puertos y dentro de sus atribuciones. Un inversionista se presentó y se adjudicó el contrato de concesión de buena fe.

Hubo un proceso de evaluación ambiental, a través de los órganos competentes del Estado, siguiendo la normativa vigente, y hubo opositores que ejercieron sus derechos legítimamente. Aun así, el proyecto finalmente no se hará. …

seguir leyendo:

Daniel Fernández Koprich, presidente CAMPORT: “Aprendizaje”