Desayunos del Clúster Marítimo Español: La nueva ley de puertos

MADRID, 15 de jun.  El Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados y ponente en el Proyecto de la Ley de Puertos, Rafael Simancas, ha sido el invitado a una nueva edición de los “Desayunos con el Clúster”, que organiza el Clúster Marítimo Español (CME), y que ha tenido lugar hoy en Madrid. La presentación del acto corrió a cargo del Presidente del Clúster, Federico Esteve Jaquotot, quien tras agradecer a Rafael Simancas su asistencia, ofreció algunos datos sobre la importancia del sector portuario en España y puso de relieve que, por primera vez, la Ley de Puertos se tramita con el consenso de los dos partidos mayoritarios, por lo que felicitó al ponente de la misma.

Rafael Simancas explicó, en primer lugar, el estado actual de la tramitación del proyecto que, previsiblemente, será aprobado, sin enmiendas, por el Senado la próxima semana y, por tanto, no necesitará volver al Congreso de los Diputados, por lo que podría entrar en vigor en los primeros días de julio.

En su opinión, el nuevo texto es una buena noticia para todos, pues supone una “auténtica reforma estructural que va a contribuir a la reactivación económica, a la creación de empleo y a la mejora de la competitividad del sector, lo que en definitiva debe servir para que nuestro país aproveche las potencialidades que tiene en el mar”.

Resaltó que el consenso alcanzado ha sido posible gracias a la determinación del Ministerio de Fomento, a la cooperación y el trabajo de la Comisión de Fomento en el Congreso de los Diputados y al sector portuario que ha presionado, de forma positiva, para que la ley saliese adelante con un amplio consenso.

El diputado socialista puso de manifiesto que la nueva ley aporta estabilidad y seguridad al sector, y que se guía por los principios de equilibrio e interés general. En este sentido, señaló que la nueva normativa busca “la competitividad de los puertos españoles en el sistema global mundial, pero no la competencia desleal entre los puertos”. También hizo referencia a otros ejemplos del equilibrio de esta ley, como la flexibilidad del régimen tarifario, aspecto en el que hizo especial énfasis en el principio irrenunciable de la autofinanciación portuaria.

Al hablar de liberalización, Rafael Simancas destacó el avance que supone la ley, aunque resaltó que los servicios deben prestarse en las adecuadas condiciones de seguridad y calidad. De igual forma, hizo mención a la mayor autonomía del responsable de la autoridad portuaria, aunque paralelamente se refuerzan los mecanismos de control previstos en la nueva ley.

En cuanto a la estiba, uno de los puntos polémicos de la nueva ley, indicó que por primera vez se incorpora el mejor servicio al menor coste, de forma que se avance en su modernización y competitividad. Otros temas como la mejora de las infraestructuras y su apuesta por la intermodalidad, la sostenibilidad medioambiental, la formación o las nuevas tecnologías son, para el ponente socialista, elementos claves de la nueva Ley.

Finalmente, Rafael Simancas, en el coloquio que tuvo lugar al final del acto, señaló que está previsto la elaboración de una legislación específica para la náutica deportiva y de recreo, un área que tiene un gran potencial de crecimiento económico y de empleo para España.

El CME

El Clúster Marítimo Español es una asociación empresarial sin ánimo de lucro, cuyo principal objetivo es agrupar en una única organización a todas las industrias, los servicios y las actividades económicas de nuestro país relacionadas con la mar, para su proyección tanto nacional como internacional.

Desde esa vocación integradora, tienen cabida en el Clúster Marítimo Español actividades tales como el transporte marítimo; la construcción naval; la ingeniería e industria auxiliar marítima; la pesca extractiva y la acuicultura marina; la industria náutica de recreo, marinas y puertos deportivos; las energías de origen marino; la armada; los puertos y servicios portuarios; los servicios marítimos, así como los clústeres regionales; la investigación marina; los agentes del sistema de I+D+i; los organismos de formación; los sindicatos, y las asociaciones de profesionales.

Desde su fundación hasta el día de hoy, el CME integra a más de 55 asociados, que agrupan a 800 entidades que defienden los intereses de un sector conformado por una gran diversidad de actividades.

 

Participación del Cluster Marítimo en seminario sobre Seguridad Marítima

Deseo en primer lugar, agradecer al Ministerio de Defensa de España y a la Armada, la amable invitación, que me hicieron como Presidente del Cluster Marítimo Español (CME), para participar en este prestigioso Seminario y que acepté como un honor, por la oportunidad de compartir, con tan prestigiosas autoridades y audiencia, las inquietudes sobre la Seguridad Marítima, entendida ésta en el sentido más amplio posible.
 

La tendencia a la globalización que ha potenciado al trafico marítimo, la creciente explotación de recursos naturales en la mar, tanto de materias primas como de pesca y la mayor sensibilidad por la defensa y protección del medio ambiente marino, exigen una atención preferente hacia la Seguridad Marítima
 

La inmensidad de los Océanos, facilita la aparición de diferentes figuras delictivas, que amenazan de una u otra manera, la citada Seguridad Marítima, como pueden ser: la piratería; el terrorismo; los tráficos ilegales de estupefacientes, seres humanos o armamentos; la contaminación del medio marino; la pesca ilegal,  etc.
 

Pero las figuras delictivas, no solamente se subscriben, al ámbito de los Océanos, sino que la Seguridad, debe abarcar también a zonas costeras, con la prevención de riesgos de contaminación del litoral, la defensa de puertos, la protección y control de ferries, buques de crucero, embarcaciones de pesca y marina deportiva, etc.  
 

Como vemos los escenarios de riesgo ante los que nos enfrentamos, son enormes y los recursos que puede asignar cada Estado para ello, son limitados. Existe un consenso de que la clave para el éxito en esta lucha, radica en la colaboración interestatal y la cooperación entre los Organismos y Agencias, implicados en la actividad marítima. Pero para que esta cooperación sea eficaz, el esfuerzo debe de centrarse, en la aportación de la máxima información y en la más eficaz explotación de la misma y su oportuna difusión, respetando la considerada clasificada o comercialmente sensible.
 

Las herramientas para ello, habrán de ser aportadas por las Tecnologías de la Información y la Comunicación, las TIC, cuya materia prima principal de trabajo es la información y su principal problema, la calidad de la misma. Ellas deberán conformar el conjunto de recursos necesarios para manipular la información, particularmente los ordenadores, programas informáticos y redes adecuadas, para encontrarla, convertirla, almacenarla, administrarla y transmitirla.
 

Podemos pues concluir que la información y la aplicación de la tecnología, para el tratamiento de la misma, serán las principales armas, para que esta cooperación entre Estados y Asociaciones que engloben distintos agentes del sector, pueda contribuir con eficacia a la Seguridad Marítima
En este sentido el papel que pueden desempeñar los Cluster Marítimos, se convierte en crucial. Como Vds. saben, el propósito de un clúster, es fusionar los intereses, los conocimientos, el saber hacer, la cultura empresarial, la información y los estilos, de todos sus integrantes, para que todos y cada uno, ganen en productividad y en competitividad, y el grupo, en presencia sectorial en la economía globalizada.

El CME se constituyó hace ya algo mas de dos años, siguiendo las recomendaciones de la Comisión de las Comunidades Europeas, que en su Libro Azul sobre el Sector Marítimo, propone una Política Marítima Integrada de la Unión Europea, que descanse en el reconocimiento claro, de la interconexión de todo lo relativo a los océanos y mares europeos y en la directriz, de que las políticas relacionadas con el mar, deben formularse conjuntamente, para poder obtener los resultados perseguidos.
 

La principal finalidad del CME, es agrupar en una única organización, a todas las industrias, los servicios y las actividades económicas de nuestro país, relacionadas con el mar. Desde esa vocación integradora, tienen cabida en el CME, actividades tales como el transporte marítimo; la construcción naval; la ingeniería e industria auxiliar marítima; la pesca extractiva y la acuicultura marina; la industria náutica de recreo, marinas y puertos deportivos; las energías de origen marino; la armada; los puertos y servicios portuarios; los servicios marítimos, la investigación marina; los agentes del sistema de I+D+i; los organismos de formación; los sindicatos, las asociaciones de profesionales, así como los clústeres regionales.
 

El Clúster Marítimo Español es, por otra parte, un gran elemento vertebrador, no sólo entre los clústeres territoriales, sino también con la red europea de clústeres marítimos y también con sus homólogos latinoamericanos, a los que España está aportando toda su experiencia en este campo.
 

El CME es el mayor clúster industrial de España, tanto en términos de producción, como en el número de trabajadores empleados, lo que le otorga esa dimensión tan necesaria para emprender grandes proyectos y también para acceder a la creación de consorcios y de acciones de cooperación, que son la base del Programa Marco Europeo y también de las nuevas líneas del Plan Nacional de I+D+i y del programa del Gobierno Ingenio 2010.
 

Desde su fundación, hasta el día de hoy, el CME integra a más de 50 miembros, que agrupan a 800 entidades  que defienden los intereses de un sector, formado por una gran diversidad de subsectores. Entre los miembros, cabe mencionar a las Asociaciones de: Ingenieros Navales  (AINE), Constructores Navales (UNINAVE), Navieros (ANAVE), Empresas Náuticas (ANEN); a entidades como: Gerencia del Sector Naval, PYMAR, Puertos del Estado, SASEMAR, sindicatos, clústeres regionales etc.; así como las empresas más destacadas de los distintos subsectores, lo que representa la más alta y diversa red de fuentes de información, relativas al sector marítimo de nuestro país.
 

Pero además de estos miembros, en el CME, se engloban otras prestigiosas empresas y entidades, expertas en la aplicación de las nuevas tecnologías al mundo marítimo, entre las que destacan: INNOVAMAR, INDRA, SENER, Asociación Centro Tecnológico Naval y del Mar, Fundación Tecnológica Leitat, Escuela técnica Superior de Ingenieros Navales, Instituto Marítimo Español, BUREAU VERITAS, Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo, Instituto Español de Oceanografía (IEO) Fundación INASMET, y numerosas consultoras expertas en Ingenierías e industria auxiliar marítima.
 

Es este maridaje, que se da en el CME, entre fuentes de información y tecnología en el ámbito marítimo, lo que convierte a esta entidad, en una potencial herramienta fundamental en la lucha por la Seguridad Marítima. Podemos decir, que el CME está en condiciones de aportar los ingredientes básicos para ello, pero para obtener los resultados deseados, hace falta contar con la cooperación con otras agencias nacionales e internacionales, así como con los recursos económicos necesarios, para que la aplicación de la tecnología a sus fuentes de información, consiga un resultado óptimo.
 

La cooperación entre el CME y la Armada, ya se ha iniciado. Recientemente la Armada, ha tenido con el CME la deferencia de aceptar incorporarse al mismo como Miembro de Honor y ambas entidades hemos acordado plasmar la voluntad de mutua cooperación, entre otros campos, en el de la Seguridad Marítima, a través de un convenio de colaboración, que contempla, los siguientes objetivos específicos:
 

1. Establecer un marco de intercambio de información y peticiones de colaboración para mejorar el conocimiento del sector marítimo español. Este intercambio de información, permitirá conocer con más detalle, las actividades y necesidades de los distintos agentes con competencias en la mar.

2. Establecer un marco de intercambio de información y peticiones de colaboración para mejorar la capacidad de innovación de la industria marítima española, estudiando las posibilidades de fomento de las tecnologías de doble uso.

3. Estudiar y promover oportunidades de formación académica común, en particular la relacionada con la seguridad en la mar y la prevención de riegos laborales, incluyendo el uso de plataformas virtuales de enseñanza.

4. Establecer actividades comunes, para mejorar el conocimiento del sector marítimo español en nuestra sociedad y en el exterior, reafirmando su identidad y tradición histórica, y promocionando su importante patrimonio histórico y cultural.

Desde este Foro tan prestigioso, el CME, con sus limitados recursos, desea ofrecer su colaboración y aportación, al Ministerio de Defensa y a la Armada, tanto para el aprovechamiento potencial y coordinación de tan variadas e importantes fuentes de información, como con la experiencia tecnológica acumulada por sus diversos miembros, para contribuir en lo posible a una mayor Seguridad Marítima en el Futuro

Muchas gracias a todos por su atención