Entrevista al Clúster Marítimo Español

alejandro-aznarA continuación reproducimos la entrevista realizada por Sipor21 a Alejandro Aznar, presidente del Clúster Marítimo Español, y publicada en su revista interna.

El Clúster Marítimo Español (CME) es la única organización que agrupa a todo el sector del mar: sus industrias, servicios y actividades económicas. Desde el CME promovemos la colaboración y cooperación de todos ellos en pro de un interés común, porque sólo a través de la unidad podremos hacer que el sector del mar sea reconocido y amparado tanto por las autoridades como por la opinión pública.

¿Qué papel juega el CME en el sector y, muy especialmente, de cara a la Administración?
El CME es un magnífico punto de encuentro para todo el sector marítimo español. Sobre esa base de integración de todas las actividades, favorecemos la colaboración y la cooperación, permitiendo con ello impulsar todos los subsectores, buscar soluciones a los problemas comunes, encarar retos y, sobre todo, influir en la Administración Pública para que se proteja y defienda el sector del mar en cada una de sus facetas.
De esta manera contribuimos sin duda no sólo al progreso del sector marítimo, sino también al conjunto de la sociedad española.
También es importante el papel que juega el CME de cara a la opinión pública, potenciando el conocimiento y la importancia de la mar para nuestro país.
Podríamos resumir el papel del Clúster como una entidad que pretende despertar la conciencia marítima entre los políticos y la sociedad en su conjunto.

¿Qué novedades más significativas tiene previstas el CME para este año?
Este año seguiremos reforzando la cooperación y colaboración de todos los subsectores mediante la puesta en marcha de grupos de trabajo importantes, como ha ocurrido recientemente con el de seguros. También nos hemos propuesto asesorar a la Administración para seguir solucionando las demandas del sector, así como encarar los retos que se presentan, como puedan ser el Brexit o la seguridad en el ámbito marítimo.
Por otra parte, apoyaremos la creación de una patronal que represente, aglutine y defienda los intereses de la construcción naval. Una organización que agrupe a todos los astilleros, públicos y privados, así como a la industria auxiliar naval.
Asimismo, fomentaremos la colaboración público-privada a través de la puesta en marcha del recién creado Consejo Consultivo Marítimo.
Y todo esto sin dejar de lado lo conseguido hasta la fecha, manteniendo nuestra actividad canalizada a través de encuentros y desayunos de trabajo, dirigidas a cada una de las áreas de interés de nuestros socios. También mantendremos la colaboración con otras organizaciones marítimas para seguir fortaleciendo la unidad del sector.

¿Cuál es la actual situación del sector marítimo español?
Los datos en general son mejores y las perspectivas moderadamente optimistas, en línea con lo que ocurre con el conjunto de la economía española. Pero recuperar lo perdido por el sector marítimo español en los últimos años no será una tarea ni fácil ni rápida. No obstante, seguimos siendo una potencia marítima y la mar representa alrededor del 2,8 % de nuestro Producto Interior Bruto, tenemos casi 8.000 kilómetros de costa, el sector marítimo español genera aproximadamente el 7,39% del valor añadido bruto de la economía española.
El mar da empleo directo a en torno a 460.000 personas, el 2,3% del total en España, e incluidos empleos directos, indirectos e inducidos, genera alrededor de 1.260.000 puestos de trabajo, el 6,28% del empleo total. Además, la industria del sector apoya y colabora con la actividad de muchos otros sectores.
Es evidente que las actividades en torno al mar son un importantísimo factor de creación de empleo y riqueza y que el sector marítimo representa una parte sustancial de la economía española y tiene las mayores potencialidades para crecer y recuperar peso y presencia.
Para el futuro soy moderadamente optimista, creo que el sector marítimo va a ser capaz de ir mejorando su competitividad y su proyección internacional sobre dos vectores fundamentales, tecnología e innovación y formación, y, en paralelo, ir mejorando su imagen y el aprecio que de él tiene el conjunto de la sociedad.

¿Qué subsectores de la mar tendrán mayor recorrido en los próximos años?
En un sector tan amplio y heterogéneo como el que representa el Clúster se podría hablar de decenas de tendencias, que pueden afectar a su vez a la marcha de los distintos subsectores que agrupa la mar.
Quizás deberíamos de hablar de vectores de desarrollo, y aquí sí podemos definir dos que liderarán el crecimiento, que son la innovación y la formación.
Uno de los retos es fomentar la investigación y el desarrollo en el sector, atrayendo talento e inversión, y promoviendo proyectos innovadores, creación de empresas e internacionalización, en todos los ámbitos… industriales, de transporte, de servicios, comerciales, turísticos, extractivos…
Muy ligada a ello está la formación, que es una exigencia de la innovación. Es necesario ampliar y mejorar la oferta formativa del sector marítimo y las capacidades del personal de las empresas para ser más eficientes, más competitivos, y responder mejor a las demandas de la sociedad.
También podríamos destacar el factor de la internacionalización. Si a algo no se le pueden poner fronteras es al mar. El sector naval es por definición un sector volcado a la internacionalización y sus impulsores, los primeros que hace siglos, incluso sin saberlo, trabajaron por la globalización en la que hoy estamos inmersos. La internacionalización, que en casi todos los sectores es un valor y una de las mejores opciones de futuro, en el naval es una obligación. Además, la actual situación, el impulso emergente de nuevos países y regiones, nos ofrece grandes posibilidades y yo diría que nos obliga a aprovecharlas. Aunque no hay que olvidar que también se presentan dificultades, como las que pueda suponer el Brexit o políticas de carácter proteccionista en grandes economías.
Pero, además de estos retos, hay otros de importancia, en el terreno de las infraestructuras; la energía, tanto de eficiencia y racionalización del consumo y del transporte, como en la producción, eólica marina o undimotriz por ejemplo; la reactivación de la industria; el acceso a las diferentes fuentes de financiación; la normalización y la calidad; la seguridad; la sostenibilidad y la responsabilidad social o el medio ambiente. En cada uno de ellos hay actualmente potencial de crecimiento.

Recientemente, nos han otorgado el Premio a la Formación, del cual nos sentimos muy orgullosos. Basada en su experiencia en el sector marítimo, ¿Qué recomendaciones le haría a una PYME como nosotros?
Como comentaba anteriormente, la formación y la innovación son vectores de desarrollo fundamentales, y esto aplica también a las Pymes, donde además puede suponer el hecho diferencial a la hora de trabajar en mercados competitivos.
También la internacionalización es otro factor a tener presente, máxime en un país como España donde las Pymes apenas abordan el mercado exterior, por diferentes motivos. Es un área que no deben rechazar ni tenerle miedo, se puede abarcar y organizaciones como el Clúster pueden ayudar gracias a la colaboración y cooperación entre sus socios.

Puede ver el original publicado pulsando aquí.