La contratación marítima en la situación económica actual. Construcción, compraventa y fletamento de buques

001-(7)El pasado 2 de febrero tuvo lugar un nuevo Encuentro con la Mar en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales. Bajo el título La contratación marítima en la situación económica actual. Construcción, compraventa y fletamento de buques, Federico Esteve, presidente de honor del Clúster Marítimo Español, dio la bienvenida a los asistentes a un encuentro que puso de manifiesto la situación actual de la contratación marítima, así como la compraventa y fletamento de buques, desde la perspectiva de los brokers y abogados marítimos.

Efectos tras el Brexit
001-(21)Tras su intervención, Federico dio la palabra a Jaime Albors, de Albors, Galiano & Portales; que expuso algunas claves del panorama marítimo actual, tras la puesta en marcha del Brexit.
En este sentido, Albors habló sobre el papel de Reino Unido en el conjunto del sector marítimo, destacando su fuerte posicionamiento en los mercados legal, de clasificación y certificación, y asegurador. A pesar de ello, Albors puntualizó que, en términos de tonelaje, importaciones y exportaciones no se trata de un país especialmente significativo, respecto al conjunto de la Unión Europea, como puede ser Grecia.
Por otro lado, señaló como aspecto clave el tema del pasaporte comunitario. Dicho pasaporte ha otorgado a Reino Unido la competitividad del sector y tener acceso a un mercado único.
Así, la implantación del Brexit haría que, en este aspecto, el país anglosajón quede a un lado, eliminándose la exposición a la libra y suponiendo un mayor acceso al mercado.
Otro de los aspectos que quedan bajo la sombra de la incertidumbre es el de las sanciones, de las cuales Reino Unido ha sido su principal impulsor en la Unión Europea. En un futuro a corto plazo, se conocerá que decisión tomará el país frente a este aspecto y si flexibilizará el sistema para ofrecer una mayor competitividad a sus operadores.

“Los armadores griegos dicen que los cambios traen mejores oportunidades, y yo creo que el Brexit es una de esas oportunidades. No creo que debamos preguntarnos qué será de nosotros y cómo nos va a afectar, sino qué podemos hacer para mejorar nuestra posición como Unión Europea, como país y como industria. Para ello tenemos que estar muy atentos a lo que ocurra, y en cuanto se nos presente una oportunidad, aprovecharla”, señala Albors.

El buque como activo financiero
001-(27)En segundo lugar, tomó la palabra Carlos López Quiroga, de Uría Menéndez, que trasladó a los asistentes la problemática surgida desde hace unos años, para la financiación de buques.
Según indicó López Quiroga, el panorama para la adquisición de buques por parte de los armadores ha cambiado en el último tiempo. De esta forma, mientras hace unos años lo que el armador adquiría era un buque, ahora se trata de un activo financiero, asumiendo un mayor riesgo y empezando a amortizarse dicho activo desde su construcción y no desde su posesión.
Esta posición, en la que ese activo tiene un valor fiscal casi nulo, proporciona al armador un marco de inflexibilidad y una cierta situación de inseguridad e incertidumbre.

“Estamos ante una estructura financiera más compleja, seguridad jurídica razonable y muy dependiente de la planificación fiscal del armador. Esto conlleva cierta frustración en el mercado español, porque muchas veces, desde el punto de vista de la construcción nos encontramos con la lógica de que a veces es imposible efectuar una planificación fiscal internacional que permita mitigar esas consecuencias, y en segundo lugar permitan operar el buque como el armador pretende operarlo”, afirmó López Quiroga.

Compraventa de buques
001-(35)Tras la exposición del representante de Uría Menéndez, tomó el testigo Manuel del Río, bróker en FEM Shipbrokers, que centró su charla en la compraventa de buques, de la que principalmente destacó su volatilidad. Así, puso encima de la mesa la evolución natural que ha seguido el mercado de los buques de segunda mano, que desde 2007 hasta 2015 vio incrementar sus precios de forma paulatina, pero que en 2016 experimentó una caída del 25 %.
Esto, tal y como apuntó del Río, se debió principalmente a las expectativas depositadas por los armadores e inversores, que nunca habían estado en el mercado de buques, y a los que se les creó la expectativa de que era un buen momento para invertir.
Finalmente, estas expectativas no llegaron a cumplirse, manteniéndose los fletes muy bajos y vendiéndose buques a precios históricamente muy inferiores; ocasionándose, además la desaparición de todos esos fondos del mercado. “Creo que probablemente sea un buen momento para que los armadores tradicionales entren en el mercado, porque vemos que un Suezmax de 2016, un barco mucho más sofisticado, con muchísimas mejoras, muchísimo más eficiente desde el punto de vista del consumo, tiene un valor inferior al de hace 25 años. Y los bulk carriers similar. Estamos en una situación de precios históricamente muy bajos”.

Fletamento de buques
001-(54)Por último, intervino Joel Grau, de Marmedsa, que expresó su opinión sobre la evolución del mercado de fletes, así como las causas que han dado origen a la situación que actualmente está presente en el sector naval. Así, según explicó Grau, desde la crisis originada en 2008, el mercado de fletes está por los suelos, debido fundamentalmente a una crisis en la demanda y una sobreoferta no filtrada. Esto ha llevado consigo bajadas importantes en los precios, del orden del 35-60 % del precio.
Atendiendo a esta situación, en 2015 se comenzó a hacer una limpieza de buques, que continuó en 2016, con el fin de desguazar los barcos más viejos.
A pesar de esta crisis, tal y como expuso el representante de Marmedsa, se atisban algunas señales positivas en el mercado atlántico para 2017.

“El año pasado hubo un movimiento importante de mercancías y el mercado atlántico fue el que mantuvo el mercado de fletes en el segundo semestre del año pasado. Para este año estamos viendo consolidaciones muy interesantes en el mercado de contenedores y en el sector de bulk carriers. Lo que se está produciendo es un fenómenos de concentración, los grandes armadores se están convirtiendo en más grandes, y los armadores por debajo de diez buques, están reduciendo su actividad”.