“Diario de Cádiz” organiza una mesa redonda dedicada al centenario de Trasmediterránea

Federico Esteve Jaquotot, presidente de honor del Clúster Marítimo Español, intervino en el acto conmemorativo por el centenario de Trasmediterránea organizado por el periódico Diario de Cádiz, editado por el Grupo Joly.
foto1

Los integrantes de mesa redonda, en el acto organizado por “Diario de Cádiz”.

 

El Grupo Joly, editor del periódico “Diario de Cádiz” y de otras nueve cabeceras en Andalucía, nos brindó el pasado martes, 13 de diciembre, un día emotivo, que siempre recordaremos. Atendiendo a su gentil invitación, nos correspondió moderar una mesa redonda bajo el título “Trasmediterránea, 100 años en la vida de una naviera. Desde su fundación hasta el momento actual”, encuadrado en sus habituales actos de debate y compromiso con la sociedad a la que sirve con su dedicación informativa.

La sesión se celebró en el salón de actos del Palacio de Congresos de la capital gaditana, sede de la antigua Tabacalera. Un interesante espacio arquitectónico recuperado para la ciudad, en el que domina la amplitud de espacios y se hace presente la arquitectura del hierro en el cerramiento acristalado y los soportes del patio central.

Tras la introducción de Tomás Valiente Aparicio, director general del Grupo Joly, propietario del periódico “Diario de Cádiz”, que cumplirá 150 años en 2017, tomaron la palabra Mario Quero Gil, consejero director general de Trasmediterránea y José Luis Blanco, presidente de la Autoridad Portuaria de Cádiz. Todos ellos entrelazaron la especial relación de Trasmediterránea y el puerto y la ciudad de Cádiz desde hace 100 años, así como la permanente atención informativa del periódico gaditano, que figura entre las cabeceras más antiguas de España.

foto2

De izq. a dcha: Juan Moreno Gutiérrez, Juan Carlos Díaz Lorenzo, Julio Molina Font, Federico Esteve Jaquotot, Mario Quero Gil, Carlos Gómez, José Ramón Mazo y Gumersindo Iglesias.

foto3

Vista parcial del salón de actos. En primer término, Tomás Valiente, director general del Grupo Joly y José Luis Blanco, presidente de la Autoridad Portuaria de Cádiz.

En la mesa redonda intervinieron Julio Molina Font, abogado y escritor costumbrista y marítimo, quien esbozó la larga tradición del puerto y la ciudad de Cádiz con el mar y especialmente con Compañía Trasmediterránea, con especial mención a los buques que han llevado el nombre de la ciudad y la figura del “embarcao”. Es autor de una docena de libros, alguno de los cuales ha sido reeditado hasta en siete ocasiones.

Antonio Fernández Pardo, ingeniero director de los proyectos de los buques “Fortuny”, “José María Entrecanales” y “Super-Fast Baleares”, construidos en el astillero de Navantia en Puerto Real, relató detalles técnicos y humanos referidos a estas unidades, así como a las tres unidades del fast-ferry clase “Albayzin”, que tomaron forma en el astillero de la entonces Empresa Nacional Bazán, en San Fernando.

Después de abrió un turno dedicado al transporte en su concepto actual, en el que la carga rodada es protagonista destacada, con la intervención de José Ramón Mazo, director general del Grupo Mazo; Gumersindo Iglesias, CEO de Transportes Sindo y Carlos Gómez, director de Acciona Logística. Detrás de las unidades frigoríficas y de otro tipo que vemos en los puertos y que transporta Trasmediterránea, hay un notable entramado de organización, seguridad, eficacia y puntualidad para mantener la dinámica del mercado.

Juan Moreno Gutiérrez, director de la Escuela de Ingeniería Marítima, Náutica y Radiocomunicaciones de la Universidad de Cádiz, dio una de cal y otra de arena, como escribe el periodista Joaquín Benítez en la crónica del acto publicada al día siguiente en “Diario de Cádiz”, pues agradeció los esfuerzos de las empresas que prestan atención al sector en la formación de los alumnos, caso de Trasmediterránea entre otros y el descontrol normativo que empaña estos procesos universitarios.

Cerró la mesa redonda Federico Esteve Jaquotot, presidente de Compañía Trasmediterránea (1978-1986), en cuya etapa comenzó la carga rodada en la línea Cádiz-Canarias, llegaron los “canguros” y el jet-foil, así como los cuatro buques de la serie “viento” y los rolones negros “Ciudad de Cádiz” y “Ciudad de Alicante”, además de los ferries “Ciudad de Ceuta” y “Ciudad de Zaragoza” para el Estrecho.

Esteve, que tenía 34 años cuando asumió la presidencia de Compañía Trasmediterránea, tiene buena memoria y lanzó una clara advertencia a los gobernantes nacionales en la legislatura recién estrenada, en la que se refirió a los problemas laborales que llegarán de la mano de la liberalización de la estiba.

Una nutrida asistencia llenó el salón de actos y entre ellos un buen número de capitanes, jefes de máquinas y oficiales de Compañía Trasmediterránea, en activo o jubilados, así como de otras navieras, caso de Elcano y Trasatlántica. Ocasión que se demostró emotiva al tener la oportunidad de volver a saludar a estimados amigos que disfrutaron –disfrutamos todos– del entrañable encuentro.