CME. El Clúster Marítimo Español (CME) celebra su décimo aniversario en el hotel Ritz de Madrid, con una comida para sus socios, en la que el presidente del CME, Alejandro Aznar, repasó los principales hitos durante estos diez años así como felicitó la labor realizada por sus predecesores al frente del Clúster, lo que arrancó el espontáneo aplauso de los invitados a la ceremonia.

Asamblea Cluster (82)El Clúster Marítimo Español (CME) celebra su décimo aniversario en el hotel Ritz de Madrid, con una comida para sus socios, en la que el presidente del CME, Alejandro Aznar, repasó los principales hitos durante estos diez años así como felicitó la labor realizada por sus predecesores al frente del Clúster, lo que arrancó el espontáneo aplauso de los invitados a la ceremonia.

Aznar inició su intervención recordando el nacimiento del CME y las dificultades que se tuvieron que sortear durante aquellos años, apelando al espíritu de unidad que impera actualmente en el Clúster, “un espíritu de integración de todos los subsectores y actores implicados en el sector marítimo”. Era un viejo sueño que hoy es una realidad plena, cuando hace 25 años se impulsó desde la Comisión Europea la creación del Foro de las Industrias Marítimas de la Unión Europea, que sirvió como preludio de la actual Política Marítima Integrada de la Unión Europea, que se contempla en el Libro Azul, instrumento básico para identificar sinergias intersectoriales y mejorar los resultados de la actividad marítima.

El presidente recordó también a los asistentes la importancia que tuvo entonces un estudio elaborado por el Instituto Tecnológico para el Desarrollo de las Industrias Marítimas, INNOVAMAR, “porque ayudó a situarnos en el mapa económico y social, así como a colocarnos en la agenda de nuestros políticos”. Y es que los datos fueron muy relevantes: 2,7 % del PIB nacional y 450.000 empleos directos con un factor multiplicador de 2,5.
Con este impulso se celebró la Asamblea Constituyente el 19 de octubre de 2007, con tan sólo 15 socios, pasando en estos diez años a 109, que representan a más de 3.000 empresas y entidades, de las que el 90% son privadas.

Con el objetivo de promover y desarrollar el sector marítimo español, para alcanzar un mayor nivel de competitividad de todo el sector y hacer una defensa general de sus intereses y su coordinación con las políticas marítimas europeas, conocidas como Economía Azul, el Clúster Marítimo Español es la entidad que más y mejor representa a este sector en su conjunto. Además, es de las pocas organizaciones privadas, si no la única, que ha sido capaz de integrar a todos los subsectores implicados en una misma actividad sectorial, junto con toda la Administración Pública relacionada. En este sentido, el presidente del CME hizo hincapié en uno de los últimos hitos de la asociación, como es la formación del Consejo Consultivo Marítimo, en el cual el Clúster y representantes de los ministerios más relacionados con este ámbito podrán trabajar conjuntamente, con el fin de fomentar la actividad, detectando problemas y proponiendo soluciones. Un órgano que, guiado por el propio espíritu del Clúster, está concebido como un foro permanente de encuentro, diálogo y colaboración con la finalidad última de ayudar a la Administración en la mejor definición posible de una política marítima integrada, en consonancia con las recomendaciones de la Comisión Europea.

Asamblea Cluster (83)Principales hitos
Alejandro Aznar aprovechó la ocasión para repasar los principales hitos del CME, “a lo largo de nuestra breve historia no sólo hemos conseguido multiplicar cuantitativa y cualitativamente nuestra representatividad, estando presentes hoy día todos los subsectores […] También hemos conseguido ser representativos, convirtiéndonos en el interlocutor más adecuado para cualquier cuestión del sector marítimo, dentro de nuestros ejes de actuación, marcados por la colaboración y el entendimiento”. Fruto de esta capacidad de interlocución fue la participación del CME en el Consejo Nacional de Seguridad Marítima, por ejemplo.

Además, el CME ha llevado a cabo una prolífica difusión de la dimensión y situación del sector en las más altas instituciones del Estado, al ser recibidos por la Casa Real, presidencia del Gobierno, Congreso de los Diputados o el Senado, más recientemente.

Pero la asociación ha hecho mucho más: los Desayunos del Clúster, de gran valor informativo por la calidad e importancia de los invitados; los encuentros con la mar, donde se tratan asuntos de gran interés para cada uno de los ámbitos agrupados en el Clúster; la comunicación interna y externa que nos permite proyectar la imagen de valor de nuestro sector; o la participación en numerosos proyectos, foros y actividades relacionadas con la mar; entre otros.

También destacó los grupos de trabajo que conforman el CME, que representan la colaboración y cooperación entre todas las actividades y subsectores. En este sentido, destacó el papel jugado por la formación, uno de los pilares estratégicos del Clúster donde además del Grupo de Trabajo “hemos mantenido una intensa actividad a través de la colaboración institucional con los centros universitarios”.

Otro ámbito de especial importancia ha sido el de las tecnologías y la innovación, recordando la colaboración con todo tipo de instituciones como el CDTI o, incluso, o desayunos informativos como el realizado esa misma semana con la Secretaria de Estado de Innovación, doña Carmen Vela.

A la seguridad le dedicó una mención especial, “que se ha convertido en una preocupación importante no sólo para nuestra actividad, sino para la sociedad en su conjunto en los últimos tiempos”. De esta manera, el Clúster colabora activamente en pro de la misma en los entornos marítimos a través de diferentes actividades que se han presentado en el Grupo de Trabajo de Seguridad y Defensa.

En el plano de las relaciones, el presidente destacó el impulso con otras entidades sectoriales, especialmente en estos últimos años, con el fin de coordinar esfuerzos y poner en valor la Cultura del Mar, recuperando para España su vocación marítima. De esta manera, el CME ha estrechado lazos con la Real Liga Naval o la Real Academia de la Mar, también presidida por Alejandro Aznar. En el plano internacional recordó la estrecha colaboración con la Red de Clústeres Europeos, así como la creación del Clúster Marítimo Iberoamericano, impulsado desde España.

Como un hito más, Aznar quiso remarcar la propia estructura y funcionamiento de la entidad, que ha conseguido holgadamente su objetivo inicial: conseguir la plena autonomía económica; dotándose de una estructura económica solvente y estable que le permite funcionar con plenitud si injerencias externas. Unas cuentas saneadas que les permite incluso bajar las cuotas y mantener el equilibrio presupuestario. En este sentido, hizo un llamamiento a seguir incrementando el número de socios, no sólo en pro de conseguir mayor financiación para seguir haciendo más cosas, sino para seguir integrando más sectores y entidades relacionadas con el sector marítimo.

Asamblea Cluster (84)Reconocimiento a los presidentes
Tras el breve repaso a la trayectoria del Clúster, Alejandro Aznar quiso reconocer la labor de sus predecesores en el cargo: José Luis Cerezo, primer presidente, Miguel Pardo, que impulsó la incorporación de entidades privadas para reforzar la transversalidad de la institución; y a su antecesor, Federico Esteve, cuya labor, empuje y visión empresarial les ha permitido alcanzar altas cotas de eficiencia operativa y representatividad institucional. Un reconocimiento que arrancó el aplauso espontáneo de todos los invitados.

El presidente concluyó su intervención recordando que todavía seguimos viviendo una situación complicada económicamente, además de que les quedan muchos retos que afrontar. Con ello, hizo alusión al papel integrador del Clúster, como fórmula para impulsar el crecimiento y la economía azul.

Tras agradecer la participación de todos los presentes, Aznar conminó a los socios a seguir avanzando, fortaleciendo el Clúster y colaborando juntos para conseguir un sector más competitivo, próspero y comprometido económica y socialmente.